Vivir con escoliosis

Desde los 12 años convivo con una escoliosis dorsal derecha de 50º, con curva compensatoria lumbar y caja torácica deformada por la rotación de la columna.

snapseed-12

Durante muchos años he estado sin realizar mas actividad física que caminar y nadar, ya que la mayoría de deportes son contraindicados por los especialistas para columnas desviadas (al menos esta era la idea general antes, hoy en día está cambiando la forma de proceder en este sentido).

Una vez terminé de crecer y el tratamiento de contención de la curva se terminó mi vida se ha desarrollado de forma normal y bastante bien, en lo que a la escoliosis se refiere. No fue hasta los 32 años cuando comencé a sentir fuertes dolores en la espalda que hicieron que me replantease la forma de cuidar mi cuerpo.

Después de tomar una serie de decisiones con mis hábitos diarios (alimentación, actividad física, etc), en marzo de 2013 comienzo a descubrir la práctica de yoga gracias a la red social de Instagram.

Unos cuantos años más tarde y después de haber realizado la formación para profesora de yoga, comenzar a trabajar creando un espacio propio para las clases, diversas experiencias con profesores nacionales e internacionales, seguir compartiendo en redes sociales e incluso haber escrito el libro “Yoga para una vida feliz” donde comparto como la práctica de yoga ha transformado mi relación y convivencia con la escoliosis.

img_8858

 

En 2020 nace el proyecto “Vivir con escoliosis”.

 

En principio, una serie de vídeos publicados en Youtube donde voy compartiendo dudas y preguntas frecuentes relacionadas con el día a día de convivencia y cuidado de una columna desviada. Esta serie de vídeos la encontráis pinchando la imagen.

 

También en forma de conferencia, con parte teórica y práctica. Compartiendo mi propia experiencia personal y sintiendo en primera persona como la práctica de yoga puede ayudarnos a vivir con una escoliosis, sin que esta tenga más protagonismo del necesario. La primera conferencia se ha llevado a cabo en Santiago de Compostela, en junio de 2020.

Con las profesoras de Alma Zen de Yoga y de la asociación Do Chus, en Santiago de Compostela.