La clave es la adaptación.

Qué tal cuadrilla!

 

Deseo que estos meses hayan sido lo más llevaderos posible y sobretodo que vuestra Salud este presente y equilibrada.

A día de hoy, mitad de julio de 2020, seguimos viviendo una situación marcada por la existencia del virus covid-19, con una sensación en el ambiente diferente y llena de incertidumbre. Aunque el paso de los días y la rutina han hecho que lo veamos un poco más “normal”.

Lo más negativo de todo esto, las muertes (de forma muy dolorosa, en soledad), las secuelas emocionales de los que están viviendo este dolor más de cerca, esa energía extraña vayas donde vayas, las consecuencias socio-económicas y lo que todavía no podemos ni intuir.

Lo positivo, que también lo tiene, la oportunidad de dar lo mejor de cada uno de nosotros para aportar, sumar, acompañar, crear, etc. un abanico de posibilidades que nos da pie a ser ese cambio tan ansiado desde hace años para, por fin, vivir en un planeta ecuanime, armonioso, equilibrado, lleno de paz, comprensión y amor.

 

¿Estamos preparados y capacitados para ello? 

 

¿Qué es necesario para que seamos capaces

de llevar esta situación de la mejor forma posible?

 

La capacidad de adaptación a los cambios.

 

Vivimos una experiencia en la que la creatividad es clave para solventar las diferentes dificultades añadidas, por protocolos sanitarios, a las actividades laborales y otros ambitos cotidianos. Además de tener una capacidad inventiva para aportar soluciones, se hace imprencindible valor para llevar a cabo esos cambios (ya que no siempre suenan fiables ni resolutivos a la primera). Echar mano de recursos se hace indispensable, aunque podemos apelar a lo sencillo, lo básico, con lo que ya tenemos y llegar a la conclusión de que ya contamos con aquello que necesitamos. Sin duda un ejercicio de confianza en la Vida en toda regla.

 

Personalmente, la faceta laboral ha sido el mayor reto a solventar. Aun contando con todo el apoyo y facilidades, gestionar las dudas, la incapacidad de tomar decisiones, el miedo a equivocarme,… ha sido mi gran reto en las últimas semanas.

A día de hoy agradezco la oportunidad porque, madre mía, qué falta me hacía este bofetón!

La comodidad de la rutina diaria, el que la vida sea generosa con una, hacen que no se valore adecuadamente las opciones, las oportunidades, las posibilidades de cambiar y crecer como persona… pues no pasa nada, un buen meneo, un dedo en la llaga que más duele y a ver qué haces!

 

En fin, que a día de hoy me siento más tranquila, más confiada con el tema, dando pequeños pasos, adaptándome a las necesidades del momento presente. Sabiendo que es un proceso de aprendizaje y que todo está bien.

Si hay algo que he tenido que trabajar mentalmente ha sido el poner un valor económico a lo que comparto virtualmente. Taitantos años después de estar haciéndolo de forma gratuíta ha tocado rentabilizar parte de la innumerables horas que se llegan a dedicar al compartir virtual. Ya os digo que no ha sido fácil.

Finalmente, después de estudiar diferentes formatos y sabiendo que el producto final está en proceso de desarrollo, nace el programa online.

Un formato de vídeos pregrabados y tutorías en vivo, mensuales, pensados para facilitar la práctica personal de yoga en casa.

El lanzamiento fue en junio y la acogida ha sido tan estímulante que en julio he continuado. Como digo, el formato irá cambiando conforme aprenda y entienda mejor las necesidades de las personas que confían en mi manera de transmitir. Si algo ha quedado claro estas últimas semanas es que el cambio es una constante y hay que estar preprados para adaptarse y actuar.

 

Las clases presenciales también han vuelto a la sala de Espacio Reconexión, esto me hace inmensamente feliz porque compartir en persona tiene una energía especial.

He podido sentir el apoyo y el cariño de todas las personas que han vuelto a la sala con más ganas si cabe de seguir transitando el camino del autoconocimiento, entendiendo la importancia que tiene para gestionar las diferentes situaciones que la vida nos ponga por delante y también sabiendo que la práctica de desplegar consciencia es fundamental para mantener una buena Salud.

 

Otro proyecto surgido en estos últimos meses es Vivir con escoliosis. Esto no es una nueva idea, ya es sabido por muchos de vosotros que tengo la columna desviada, pero si ha sido una nueva forma de transmitir mi experiencia personal conviviendo una una escoliosis desde la adolescencia.

El formato de vídeos en Youtube respondiendo preguntas frecuentes y aportando mi visión sobre el tema y, recientemente, la oportunidad de transmitir en persona en formato conferencia, con parte de charla y parte de práctica, está siendo muy enriquecedor y espero que no sólo para mí.

La acogida a la primera conferencia de Vivir con escoliosis en Santiago de Compostela, este mismo julio, me resultó abrumadora y estoy muy agradecida por la confianza a las chicas de Alma Zen de Yoga por hacerlo posible.

 

Teniendo en cuenta todos estos cambios, he querido darles fuerza y más valor rediseñando la web donde está alojado el blog. Una cambio de imagen que, seguramente tampoco es definitivo ya que mi capacidad y conocimiento sobre este campo informático son los justitos. Aunque si hasta la fecha he sido capaz de crear y gestionar cada uno de los perfiles y sistios web a los que doy uso, pues ni tan mal oye! Seguire aprendiendo!

 

Asi que nada cuadrilla, esta entrada en el blog es para comunicar que esto sigue y para agradecer todo vuestro apoyo constante en cada una de las plataforma virtuales!! GRACIAS DE CORAZÓN!!!

 

Indali

 

 

 

 

3 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s