La gunas

Muy buenas cuadrilla!!

El domingo pasado compartí en los Stories de Instagram que estaba en “modo tamásico a tope” y  algunos de vosotros no sabíais de qué hablaba. Pues bien esta semana en las clases hemos comentado a qué se refiere esa palabra, tamas.

Para que se entienda mejor lo que voy a contar hay que echar un paso hacia atrás y recordar algunos aspectos.

Por un lado recordamos el “yo inferior”, la personalidad, aquello con lo que nos identificamos, esa parte de nuestro cuerpo terrenal en la que la conciencia está enfocada. Pues bien, esa personalidad o yo inferior están compuestos por tres cuerpos, el físico, el emocional y el mental. Lo que creemos que somos.

Por otro lado vamos a volver a tener presente que todo es energía en distintas formas de materia o manifestación. Con sus diferentes estados vibracionales, frecuencias y siempre sujeta al cambio.

Una vez recordado esto vamos a comentar algo que en la filosofía yóguica se denomina Gunas.

Las gunas son cualidades de la materia, que mueven los tres cuerpos de la personalidad.

Son tres : tamas ( inercia), rayas ( actividad) y satwa ( equilibrio).

Las tres cualidades van siempre juntas y se dan en los tres cuerpos de la personalidad, aunque una de ellas predomina sobre las otras según el cuerpo. En el cuerpo físico es tamas, porque el cuerpo físico es pesado denso y por lo tanto tiene una tendencia de inercia mucho mayor que los demás. En el cuerpo emocional la cualidad dominante es rayas porque las emociones son el motor de la acción. en el cuerpo mental predomina satwa, porque es la mente la que nos lleva a la concentración, al equilibrio.

Esto no quiere decir que los tres cuerpos siempre están regidos por sus cualidades predominantes, pueden cambiar y de hecho lo hacen, sobre todo cuando no somos conscientes de cómo funcionamos. Así que un primer paso sería reconocerlas y aceptarlas, entendiendo que las tres cualidades tienen su función en nuestra vida.

Después vendría ampliar el conocimiento necesario, además de conocer nuestra personalidad y saber diferenciar las actitudes que son nuestras y las que hemos adquirido con el paso de los años, todo esto nos ayuda en el proceso de hacernos conscientes y poder gestionar mejor nuestra forma de vivir en cada situación. Las prácticas de yoga siempre han de llevarnos hacia el equilibrio potenciando el satwa en cada uno de nuestros cuerpos y en nuestra actitud hacia la vida.

 

En definitiva, que seguimos en ello.

Espero que estéis llevando estos día tan calurosos de la mejor manera posible y que la práctica siga estando presente, sea de la forma que sea.

Gracias por vuestra presencia!

Indali

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s