Mantras para enfocar la mente.

Hola cuadrilla!

¿Qué tal va la observación de vuestra vocecita mental?

Esos eran los deberes de la semana pasada y los que tenemos que seguir teniendo presentes en nuestro día a día si queremos conocer que automatismos rigen nuestra manera de actuar en modo inconsciente. De todo esto hablé en el post anterior.

Bueno, si habéis observado y reconocido a vuestro “niño”, “padre” y “adulto”, felicidades. Si también habéis podido vivir alguna situación que ha llevado al límite vuestra reacción mecánica y os habéis dado cuenta a tiempo para observaros, también os felicito! No siempre tenemos la conexión suficiente con la serenidad interna para que así sea.

Aunque seguro que si habéis vivido una experiencia así de desconcertante e imprevista no os habrá hecho mucha gracia… en fin, todo forma parte del proceso de la vida, ánimo.

La cuestión, y deseando que este no sea vuestro caso actual, es posible que el proceso que se está viviendo sea tan desconcertante que todavía siga la mente bloqueadilla. También puede ser que sea una situación que sepamos que se va a mantener en el tiempo, sin fecha final determinada. O sencillamente que todavía nos cueste reconocer esas vocecitas que nos marean en vez de ayudar en cada paso del proceso, haciendo que permanecer serenos sea complicado.

Pues esta semana veremos como otra gran herramienta facilitada por el Yoga nos puede ayudar en estos casos.

Ya lo hablamos hace un tiempo pero lo vamos a recordar, el método en cuestión son los Mantras.

Repetir mantras mentalmente ayuda mucho a mantener la mente concretada, enfocada en aquello que queremos potenciar. Por ejemplo, en una situación que nos causa impaciencia podemos repetir ” yo soy paciente”, en una circunstancia que nos causa frustración ” tengo ideas claras que aportan soluciones”, etc.

En cada momento tendremos que saber qué nos sucede, cómo nos sentimos, y generar el matra necesario. La idea es que esté expresado en primera persona, en positivo y potenciando aquello que más falta nos hace en ese momento.

También podremos repetir algún mantra en sánscrito que conozcamos y resuene en nuestro interior. > Om mani padme hum< > Om namo narayanaya < > Sat chit ananda < etc. Hay muchos! Y repetirlo mentalmente con el mismo propósito de enfocarnos en lo que nosotros queremos y no en lo que la mente quiera.

En este post  comenté los beneficios que he podido probar en mi misma aplicando esta herramienta y os animo a probarlo.

Las situaciones complejas y difíciles de razonar siempre van a estar ahí, la cuestión es qué hacemos nosotros, cómo reaccionamos ante cada una de ellas.

Una vez que entendemos y asumimos la responsabilidad sobre nosotros mismos la historia cambia bastante. Quizá sea uno de los pasos más complicados de asumir, pero es esencial.

Y como propuesta para que reflexionéis sobre esto os dejo este enlace a un vídeo de Borja Vilaseca, agitador de consciencias. Me encanta como expresa su manera de ver el cambio que estamos viviendo y las herramientas que propone para las personas dispuestas realizar el trabajo personal.

Y nada mas por hoy, que tengáis una buena semana y gracias por vuestra atención.

Indali

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s