Respiración consciente.

Muy buenas a todos!!

En Borja ya se han terminado las fiestas y esta semana retomamos las clases.

Como algunas de las personas van a comenzar o llevan pocas clases, y porque a todos nos viene bien repasar ideas y conceptos, volveremos a hablar de la importancia que tiene la respiración consciente en la practica de yoga y en la vida en general.

Para una primera toma de contacto con este tema solemos comenzar respirando de forma profunda, por la nariz siempre que sea posible, y observando. Poniendo atención en las sensaciones que provoca esta respiración, sintiendo como se mueve nuestro tronco en cada inhalación y exhalación. Comenzamos a tener mas consciencia de nuestra propia respiración, la de ese momento.

Después solemos trabajar la respiración por partes, la abdominal, la torácica y la clavicular. Esto sirve para mejorar la consciencia corporal, mejorar la conexión mente-cuerpo en cuanto a saber mover aquello que quiero mover. Creedme, no siempre es tan sencillo como pudiera parecer.

Lo trabajamos con tranquilidad, colocando las manos en las diferentes zonas del tronco para sentir mejor el movimiento que buscamos.

De paso observamos las diferentes sensaciones que produce cada una de estas respiraciones.

Finalmente practicamos la respiración completa o yóguica, sintiendo como podemos ser capaces de expandir nuestros pulmones de abajo a arriba y como podemos vaciarlos de arriba a abajo, poniendo toda nuestra atención en cada gesto.

La respiración yóguica es la más completa que podemos realizar de forma consciente pero no podemos mantenerla en la respiración inconsciente, la natural. Para asegurarnos una buena oxigenación en nuestro día a día tenemos que observar que nuestro abdomen se mueva al respirar, esto querrá decir que respiramos con el diafragma, músculo que mueve los pulmones desde abajo y hace que usemos toda la largura de los mismos para introducir aire en ellos.

Una vez visto el cómo respiramos y cómo podemos mejorar nuestra respiración inconsciente pasamos a realizar un pequeño test.

Es una practica muy sencilla y que dice mucho de cómo es nuestra capacidad pulmonar en el momento presente.

Para realizar esta práctica comenzaremos respirando profundo un para de veces y seguiremos  inhalando de manera natural, reteniendo el aire dentro de los pulmones ( contando mentalmente hasta dos) y exhalando de forma más pausada. Repetiremos esto unas cuantas veces para ir habituándonos a este ritmo. A partir de una indicación yo les daré tendrán que comenzar a contar cada respiración completa que realicen ( inhalar, retener y soltar). Para contar se podrán ayudar de los dedos de las manos. Esta práctica se mantiene durante cinco minutos y una vez terminada pasamos a hablar del resultado.

La cifra resultante no es determinante, tan sólo es información que tenemos que aprovechar y recibir de manera objetiva, sin buscar comparaciones ni juicios. La idea es que el número de respiraciones tiene que ser bajo, siempre y cuando las hayamos realizado de forma cómoda y relajante, sin forzar.

Esta práctica sirve para ser conscientes de nuestra capacidad pulmonar, si al realizarlo nos hemos relajado o no, si nos ha costado mantener la concentración al contar o no, etc.

Y es que una respiración amplia y fluida es clave para tener buen estado de salud, buen equilibrio emocional, etc.etc.

Como información añadida suelo citar el porque es relevante tener una buena capacidad pulmonar. Los pulmones sirven de “segunda bomba” para nuestro corazón. Esto quiere decir que si tenemos una gran capacidad pulmonar también estamos metiendo gran cantidad de sangre en los pulmones para realizar el intercambio de gases. Cuando exhalamos y la sangre cargada de oxígeno se dirige al corazón de forma que el corazón tiene que realizar un menos esfuerzo para bombearla al resto del cuerpo. El corazón es un músculo que conviene cuidar. Dado que funciona de manera automática esta bien entender que podemos gestionar el esfuerzo que tiene que realizar para mantenernos vivos cada día a través de nuestra respiración inconsciente. Por lo que es una buena razón para observar la calidad de nuestra respiración.

Después de la respiración nasal tiene lugar la respiración interna, la que realizan las células, cuanto mayor sea nuestra capacidad pulmonar más oxígeno les va a llegar, con lo que su funcionamiento será más eficiente. Por todos es sabido que las células hacen lo que sea para sobrevivir, si no reciben suficiente oxígeno se buscan la vida para continuar haciendo su función, llegando a mutar para poder vivir con el dióxido de carbono que acumulamos en nuestra mala respiración. Esto es desencadenante de muchas enfermedades. A tener en cuenta.

Además de estos datos he recopilado algunas curiosidades sobre nuestro aparato respiratorio. Pienso que conocer estos datos sabidos pero olvidados, o sencillamente en los que no hemos prestado atención, ayudarán a conocer mejor nuestro cuerpo, a tenerle más respeto y cariño por la labor que desempeña para nosotros cada día.

Sabíais que la capacidad pulmonar media en una persona adulta es de tres litros de aire y que en un minuto movemos de cinco a seis litros. Si no recuerdo mal Miguel Induráin, en sus tiempos de ciclista profesional, tenia una capacidad de cinco litros! En reposo!

Otra curiosidad, en la respiración diaria llegamos a perder casi la mitad del agua que ingerimos en ese día. Solo vemos nuestro vaho cuando hace frío, por la condensación, pero eso pasa constantemente. Este es otro dato que nos recuerda la importancia de estar bien hidratados desde dentro.

También hablaremos de por qué hay que inhalar y exhalar por la nariz, siempre que sea posible. La nariz está diseñada para respirar, tiene los pelitos que hacen de filtros, está mas alejada que la boca de los pulmones y tiene una mucosa, ambos detalles permiten que el aire llegue mas caliente a los pulmones. La boca es una vía de escape, ayuda a la nariz cuando esta no da abasto, sin mas. Respirar continuamente por la boca favorece que el aire ente menos filtrado ( mas probabilidad de enfermedades contagiosas), menos caliente, la garganta se reseca, etc.

Algo por lo que respirar adecuadamente también es muy importante es porque nos permite conectar con nuestro sistema nervioso. Una respiración pausada y profunda nos conecta con el sistema nervioso parasimpático, el que se activa cuando nos vamos a dormir y responsable de regenerar nuestro cuerpo.

Cuando estamos cansados, alterados, tristes, … nuestra respiración es mas breve y rápida. Cuando estamos calmados, relajados, felices, … nuestra respiración es mas profunda y calmada.

Seguro que sois capaces de entender esto porque nos ha pasado a todos. Pues bien, imaginad poder gestionar de forma consciente nuestra respiración en ciertas situaciones de la vida un poco mas estresantes por el motivo que sea. Estaría bien poder ser conscientes de que nos estamos acelerando y ser capaces de comenzar a realizar un trabajo de respiración que nos permitiese no actuar sin pensar y así poder tomar decisiones mas meditadas y no tan impulsivas y automáticas, no?

Hay personas que viven en un constante estado de estrés y no son conscientes de ello. Esto quiere decir que están llevando su sistema nervioso al límite, con las posibles consecuencias que esto puede llegar a tener. También merece la pena reflexionar sobre ello.

Pues este será el tema a tratar en las clases de esta primera semana de octubre. Os invito a vosotros también a reflexionar sobre ello y por supuesto a comentar vuestras impresiones.

Muchísimas gracias por la atención prestada!

Un saludo enorme.

Indali

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s