Mi experiencia con la práctica vinyasa.

Muy buenas cuadrilla!!

Este lunes arranca la segunda semana del calendario #SencillamenteYoga , en mayo, y lo hacemos con vinyasa o Karana. En este post comenté cuál es la diferencia entre estas dos maneras de practicar Asana.

Por este motivo he pensado escribir una entrada en el blog donde compartir con vosotros mi experiencia con la práctica vinyasa.

Como muchos ya sabéis, mis primeros pasos de la mano del yoga fueron de forma autodidacta, siguiendo perfiles en Instagram donde inspirar y motivar mi aprendizaje personal, de la mano de las asanas y con pequeñas reflexiones.

Habían pasado ya siete meses desde que comenzará a practicar, cuando comencé a asistir a clases dirigidas. En Borja, donde vivo, en un grupo donde van personas de todas las edades.

No se puede decir que el estilo de la profesora aquí en Borja sea suave y tranquilo, también tenemos agujetas al día siguiente, pero nada tiene que ver con el estilo vinyasa o cualquiera de las otras formas de practicar más recientes.

Creo recordar que fue en abril de 2014 cuando tuve la oportunidad de asistir a un evento que organizaba la marca deportiva Reebok en Madrid. Allí fue cuando descubrí lo que era el estilo vinyasa en la práctica. De la mano de Tara Stiles y su particular Strala yoga.

Si tenéis tiempo y paciencia podéis cotillear en el blog, es una de las primeras entradas donde compartí esta increíble experiencia.

Después, con el tiempo, la vida me ha ido regalando otras experiencias en las que disfrutar de esta forma de practicar con grandes profesoras como Carla Sanchez, Veronica Blume, Amalia Panea, Carmen Aguilar y más.

Si bien este estilo es más exigente a nivel físico, cabe decir que es muy recomendable probarlo para saber si realmente nos gusta o no y si podemos incluirlo en nuestras prácticas aunque sea de forma esporádica o con pequeñas secuencias, que es lo que suelo hacer yo.

Siempre he pensado que es muy positivo probar distintos estilos y profesores, de todos se aprende algo nuevo y con todo podemos enriquecer nuestro propio camino evolutivo personal.

Este año, 2018, me lo estoy tomando con mucha calma en el tema de asistencia a cursos y talleres. He estado dos años viajando todos los meses para terminar la formación y vivir distintos eventos y actividades, este año me apetecía descansar e integrar todo.

Con todo, mi práctica personal de Asana está muy relajada, como nunca antes lo había estado. Comenzar a dar clases en persona es algo a lo que hay que habituar al cuerpo y tengo que reconocer que me está costando más de lo que pensaba. No consigo realizar una práctica personal física diaria… como había hecho estos años anteriores.

Con la idea de mantener mi inspiración fresca y así poder seguir motivando mejor a los alumnos, llevo unas semanas registrada en una página web para poder disfrutar de clases diferentes y así enriquecer la creación de las mías propias.

Después de consultar varias páginas web y dejarme guiar por la intuición, decidí registrarme en la página web de Cristina Aramburu, Yoga con Cris en Instagram.

No la conozco en persona pero viendo sus vídeos y su forma de transmitir en la redes y en su web me atrajo mucho.

Así que gracias a sus muchos vídeos, de muy diferentes estilos, estoy disfrutando desde mi casa de clases tipo vinyasa, yin yoga, meditación, pranayama, etc

Aunque tengo que reconocer que no estoy siendo todo lo constante que llevaba idea, si que procuro una vez por semana, mínimo, recrearme en alguna de sus clases y me encanta!! Muy recomendable esta web!!

Y para no crear malos entendidos, os cuento que todo lo que comparto es por voluntad propia, ni ella me lo ha pedido ni siquiera sabe que la estoy nombrando. De hecho hace poquitos días le comenté que estaba registrada en su web para felicitarle y decirle que lo estaba disfrutando mucho.

Sigo teniendo sentimientos encontrados en cuanto a la forma de compartir en redes sociales, por un lado cada vez me atrae menos pero por otro lado sigo pensando que es una muy buena forma de llegar a personas en las que en un momento dado el yoga puede hacerles cambiar su vida.

También sigo manteniéndome en la idea de que mi principal intención no es la de publicitar ninguna marca para promover el consumo de algún tipo. Pero por otro lado hay ocasiones en las que me apetece comentar cosas que yo vivo o experimento y me parecen interesantes para vosotros. Cómo lo veis vosotros? Os interesa mi opinión sobre productos o artículos relacionados con el mundo del yoga o no?

Si en algún momento decido realizar alguna colaboración o mostrar algo que alguien me ha pedido previamente, lo indicaré. Pero hoy por hoy, no es lo que llevo en mente.

Bueno cuadrilla, que tengáis una muy buena semana y sobre todo que el Yoga esté muy presente en vuestra vida.

Muchas gracias por leerme!

Indali

5 comentarios en “Mi experiencia con la práctica vinyasa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s