Gestión de nuestra energía.

Hola buenas!!

Qué tal lleváis vuestras prácticas caseras? Ya sabéis que practicar es la clave para que el cambio sea posible.

Bueno, hoy os voy a contar el tema que hemos estado hablando esta semana en las clases, cómo usamos nuestra energía.

Es algo de lo que ya he hablado por aquí antes, pero no está de más refrescar.

Si, practicar es la clave en todo pero tenemos que ser conscientes de cómo usamos la energía que movemos con cada una de nuestros pensamientos y acciones. Sólo así nos aseguraremos de alcanzar el objetivo o meta.

snapseed-11

Para esto tenemos que tener en cuenta que constantemente estamos viviendo ciclos, unos más largos que otros. Un ciclo bien puede ser preparar el desayuno, aprender a conducir o la vida en si misma!

Todos los ciclos tienen un comienzo, un proceso y un final.

Cómo tendríamos que afrontar esos ciclos? A ver que os parece esta forma de verlo.

Lo primero que surge es una intención, ligada al deseo.

Esa intención tiene que ser clara y amorosa. Clara en el concepto de concreta, sin dudas.

Si en nuestra mente suena “ me gustaría…”, sabemos que es el departamento de la fantasía el que promueve ese deseo y que, como hay que recordar, la fantasía crea mentiras, tarde o temprano ese deseo se desvanecerá, sin llegar a materializarse.

Cuando en nuestra cabeza escuchamos “ voy a…”, entonces es cuando el departamento de la imaginación está trabajando para que esa intención comience a hacerse realidad. Recordemos que la imaginación usa a la mente razonadora para recoger los datos necesarios, compararlos con la información almacenada en la memoria, para trazar un plan de ejecución y con la ayuda de la fantasía contemplar diferentes escenarios que podrán ocurrir tomando las diferentes decisiones. En definitiva, nos ayuda a construir nuestro futuro de una forma más realista.

Una vez determinado el origen y la claridad de nuestra intención, queda saber cómo de amorosa es? Este concepto quiere decir si nuestra intención, o deseo, tiene o no dobles intenciones, o realmente nace desde el corazón, sabiendo que es bueno para nosotros y para los que nos rodean.

Habrá que observarlo y ser sinceros.

El segundo paso en la “ecuación” es pensar el cómo.

Adquirir los conocimientos necesarios para alcanzar esa meta. Planteándonos qué necesitamos saber y de dónde lo sacamos.

El siguiente paso, la acción.

Tomar y/o cambiar las acciones necesarias para ir experimentando e impregnando esos nuevos conocimientos, a través de la experiencia personal.

A puro de repetir estas nuevas acciones iremos construyendo un hábito. Algo para lo cual no hay mas secreto que ser constante y perseverante.

Una vez instalado ese nuevo hábito en nuestra vida, habremos construido o reforzado un carácter en nuestra personalidad. Lo cual hará que se potencie lo que vamos a llamar “fuerza de la personalidad”. Se podría decir que es nuestra forma de ser en esa parte del ciclo, del proceso.

Todo este camino, ya sea mas corto o mas largo, nos impulsará hacia nuestro objetivo o meta. Que bien puede ser un proceso concreto y puntual, o bien ser un proyecto de Vida.

Ahora vamos a ver qué pasa cuando todos estos pasos, que son diferentes energías a mover y dirigir, están bien enfocados o no tanto.

Vamos a suponer que queremos alcanzar un nuevo objetivo en nuestra vida, practicar yoga de forma diaria, por ejemplo.

Está claro que tenemos un deseo, de nosotros depende el observar y sincerarnos en cuanto a su pureza e intención.

El siguiente paso es adquirir los conocimientos necesarios, por ejemplo asistiendo a clases dirigidas, leyendo libros, escuchando charlas y a otros practicantes mas veteranos.

Después vendría comenzar a buscar un lugar en casa para practicar. Buscar un horario que nos vaya bien y comenzar con unos pocos minutos al día, para no estresarnos por no encontrar tanto tiempo. Para este paso, obviamente tendremos que cambiar algunas acciones de nuestro día a día, dejar de hacer algo para hacer nuestra práctica.

Siendo constantes, pacientes y flexibles terminaremos adquiriendo un hábito que no existía en nuestra vida.

Esto nos llevará a construir un carácter yogui que reforzará nuestra fuerza de la personalidad y toda esta energía bien enfocada nos impulsará hacia nuestro objetivo inicial, practicar yoga en casa de forma habitual.

Qué pasaría si alguna de estas energías no se dirige de la forma adecuada hacia la meta, lo vemos.

Bueno, para este ejemplo habría diferentes variantes, ya que el “fallo” puede estar en cualquiera de los pasos a realizar.

Por ejemplo, que la intención no sea lo suficientemente clara y/o amorosa, esto ya hará que los siguientes pasos vayan siendo fallidos, mas pronto que tarde.

A la hora de adquirir los conocimientos necesarios, es posible que vayamos a clases o que nos decantemos por aprender solos en casa, lo cual siempre os he dicho que suele ser mas lioso y lento.

Sea como sea llegará un día que nos de por “asaltar” la librería de turno y hacernos con cinco o seis libros de yoga, de diferentes estilos y técnicas.

Llegaremos a casa, comenzaremos a leer ( de todos un poco), también veremos vídeos en youtube y así nos pegaremos unos días, o semanas.

Un día nos sentiremos preparados para comenzar con la acción, la práctica casera.

Como nuestra intención no tenía la fuerza necesaria, nos pondremos, dudaremos y pensaremos que no vamos por buen camino. No sentiremos la práctica que habíamos idealizado ( con nuestra fantasía), creando frustración.

Practicaremos en casa dos días mas y ya.

Una estantería con libros de yoga, que hoy en día visten mucho y nuestra meta por los suelos.

Bueno, es posible que todavía sigamos asistiendo a clases.

Por favor, si alguien se ha sentido identificado que no se ofenda. Esto nos ha pasado y pasa a todos, con diferentes objetivos de la vida.

Sin duda crear el hábito de algo es la clave para que ese objetivo o meta se materialice. Pero tenemos que tener presente los pasos previos, ser conscientes de que todos son energías que movemos, que nacen de nosotros mismos y que, si no queremos malgastar dichas energías, nos tenemos que responsabilizar de nuestra parte, que es mucha.

Porque muchos estaréis pensando, “pero no todo depende de nosotros” y tenéis razón, pero en qué porcentaje?

Claro que es posible que no sepamos elegir bien algunos pasos a dar, pero si está en nosotros la capacidad de reacción y cambio de rumbo.

También es posible que la vida tenga reservado para nosotros otros planes que hagan que tengamos que posponer los nuestros, pero si nuestra intención es potente tampoco será un problema mayor, sabremos esperar el momento adecuado. En el fondo, todo está conectado y si tiene que ser, será.

IMG_0109

Bueno, la propuesta después de leer estas líneas es que reflexionéis sobre cómo estáis gestionando vuestras energías. Si realmente están enfocadas en la misma dicción o si hay alguna que se está dispersando. Observad ciclos que ya esten cerrados en vuestra vida, con resultado positivo y negativo, analizad qué pudo pasar. Reflexionad sobre cómo queréis que sea vuestra vida y pensad si vuestras acciones ya os están dirigiendo hacia esa vida anhelada, el futuro comienza en el ahora.

En lo que se refiere a “proyecto de vida” os pongo un ejemplo personal. Cómo me veo el día de mañana? Pues bien, hace tiempo me visualicé como una persona mayor activa, con inquietudes adaptadas a mi edad, en buen estado de forma, lo más ágil que pueda llegar. Y entre otras cosas me veo con una melena canosa. No se si es porque es algo que escasea pero me encantan.

La cuestión es que al ser consciente de ese matiz estético, decidí dejar de teñir mi pelo, cosa que llevaba haciendo años y de diferentes colores y técnicas. Decidí aceptarme tal cual soy fisicamente y ser consciente de que si no me gusta algo seguramento puedo hacer algo al respecto. La decisión de dejar de teñirme ya la comento en mi libro ” Yoga para una vida más feliz” y hoy por hoy me mantengo firme, parece que mi intención estaba bien enfocada.

 

Espero que esta reflexión personal, basada en los conocimientos que he ido adquiriendo y mi propia experiencia os anime a realizar vuestra propia reflexión.

Muchas gracias por leerme, por vuestro tiempo y presencia!

Un abrazo

Indali

2 comentarios en “Gestión de nuestra energía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s